Aquanovel
  Quienes somos      Publicidad en Aquanovel
  Buscador interno FreeFind        
 

inicio

Curso acuariofilia

Equipamiento

Agua dulce

Invertebrados Dulce

Acuariofilia Marina

Invertebrados Marinos

Agua fría

Plantas

Enfermedades

Atlas

Agua dulce

Agua salada

Enlaces

sponsor
 
Anúnciate en Aquanovel.com y benefíciate de su excelente posicionamiento en Google
Instalación y mantenimiento de un estanque Capítulo 2
Especies, mantenimiento, acuario y estanque pág 1 de 2
agua fría / siguiente página


En el primer capítulo dedicado a la construcción de un estanque
vimos a groso modo los factores más importantes a tener en cuenta antes de pasar a la fase de realización: Determinar su tamaño y su ubicación, modos de construcción del estanque (bien empleando estanques prefabricados o con la utilización de lonas impermeables) y el diseño de las diferentes zonas del estanque entre otras cuestiones.

Una vez visto esta pequeña introducción vamos a continuar con la excavación propia del hoyo que albergará al estanque. Durante esta fase delimitaremos las terrazas de plantación en función de las necesidades de las plantas elegidas y del aspecto que deseemos que tenga nuestra orilla.

Es más seguro no realizar grandes desniveles entre las terrazas. Ello es debido a que los desniveles nos plantearan más problemas para cubrirlos con grava o rocas y posiblemente queden descubiertos y desprotegidos frente a los rayos del sol por lo que su durabilidad menguará.

Una de las cuestiones ha tener en cuenta en la construcción del hoyo es la de nivelar las orillas. Para poder medir el nivel podemos emplear en estanques de pequeño diámetro un nivel de burbuja colocado sobre cualquier soporte rígido atravesado colocado sobre los bordes.

Si el estanque fuera voluminoso podemos emplear un tubo de manguera transparente. Lo colocare-mos en el fondo con los extremos sobre dos orillas enfrentadas. Con la manguera llena de agua sin contener aire los dos extremos tendrán la misma altura de líquido, por el principio de los vasos comunicantes, si las orillas están niveladas.

Realizado el hoyo, las terrazas y comprobado el nivel de las orillas lo siguiente es la instalación de un desagüe para que el estanque pueda evacuar el agua de lluvia y no se provoque un desbordamiento.

Será suficiente con un tubo rígido colocado en pendiente y adherido a la lona impermeable que desemboque en algún sumidero o lecho de gravilla.
Es muy recomendable colocar una rejilla o un muro de piedras para que no puedan colarse animales pequeños.

Limpieza del fondo.

Para evitar posibles desgarros en la lona impermeable que cubrirá todo el

Vista de hoyo con terrazas para plantación
Vista de hoyo con terrazas
 
Colocación de lona tras limpiar el hoyo

Colocación de lona tras limpiar el hoyo
fondo del hoyo es imprescindible retirar todos los elementos cortantes o puntiagu-dos que pudiéramos encontrar: piedras, cristales o raíces por ejemplo. De lo contrario la propia presión del agua podría hacer reventar la lona y provocarse una fuga.

El hoyo podemos darlo por finalizado con la colocación de una capa de unos pocos centímetros de arena fina sobre el fondo.

La lámina impermeable

Para instalar la lona impermeable
se recomienda elegir un día caluroso ya que ésta, gracias al calor, se adaptará mejor a las formas irregulares del estanque. Debemos tener la precaución de no crear pliegues que con el tiempo pudieran dañar la lona ni colocarla demasiado tirante. Pondremos especial cuidado de no dañarla con el calzado durante la instalación por lo que es recomendable utilizar calzado de suela de goma.

La lona se acabará de adaptar a la forma del hoyo con el peso del agua. Una vez terminada la instalación y tras el llenado paulatino del tanque procederemos a sujetar los bordes para que no resbalen hacia el interior. Para este fin podemos optar por colocar gravilla o rocas de diverso tamaño de forma de barrera capilar o ayudarnos con horquillas de metal similares a las utilizadas para la sujeción de las lonas de las tiendas de camping.

Recubriendo el fondo

Llegado a este punto debemos colocar lo que en acuariofilia convencional conocemos como sustrato. Va a ser el encargado de proteger la lona y de ser soporte para el enraizado de las plantas. El sustrato a emplear será grava o cantos rodados, nunca tierras vegetales. En el fondo del estanque no es necesario colocar una gran cantidad ya que con el tiempo gravas de las terrazas superiores se irán deslizando hacía él. Si hubiera desniveles significativos deberíamos cubrirlos con apilamientos de rocas o cantos de mayor tamaño que podemos fijar con siliconas no tóxicas. En las terrazas colocaremos algo más de espesor porque en ellas vamos a instalar las plantas acuáticas. Entre 5 y 8 cm será suficiente.
 
continúa en la siguiente páginaSiguiente página
 

Logo Adhesivos y Etiquetas, empresa española fabricante de etiquetas industriales, placas y emblemas y logos metálicos con adhesivo. Grabado y serigrafía
Volver arribaarriba