Funcionamiento de un equipo de osmosis inversa.

 

Sistema de osmosis inversaLa mayoría de aficionados noveles utilizan para sus acuarios agua del grifo tratada con acondicionadores para reducir el cloro, la cloramina y los metales pesados si los hubiera. Además de estos elementos nocivos las aguas garantizadas con un mínimo de calidad contienen otros elementos perjudiciales para el conjunto del acuario que a menudo se pasan por alto.

Entre ellos figuran nutrientes que serán aprovechados por las algas para desarrollarse: Fosfatos, nitratos y silicatos. Otros elementos que pueden estar presentes en nuestra agua corriente y estos si son de carácter peligroso para nuestros animales son restos de metales como son el hierro o el cobre. El determinar al 100% la calidad del agua es una tarea fuera del alcance del aficionado medio y requiere la realización de análisis en laboratorio.

Aun en los casos de las aguas de mayor calidad restos de los elementos anteriormente citados siempre están presentes. En particular nos interesa saber que desinfectantes como el cloro y cloraminas forman parte de nuestras aguas puesto que son empleados por todas las compañías para la desinfección. El Cloro podemos eliminarlo por decantación, fuerte aireación o por la adición de disoluciones comerciales. En cambio las cloraminas son más difíciles de eliminar ya que debemos también eliminar el amonio que las acompaña.

A la vista de todo lo anterior y puntualizando que los niveles de nitratos por ejemplo presentes en el agua para consumo humano superan en algunos casos lo tolerable por nuestros peces es conveniente para aquellos que se decidan por mantener especies más sensibles o acuarios marinos la utilización de un equipo de osmosis inversa.

El agua del grifo contiene diferentes elementos que son perjudiciales para el acuario

En el caso de aquellos que no dispongan de aguas con un nivel de garantía mínimo su utilización se vuelve imprescindible.

Simplificando hasta el concepto su funcionamiento el equipo de osmosis es un filtro avanzado formado por una membrana capaz de filtrar el agua hasta que ésta sale pura. En esta filtración quedan retenidos tanto los elementos químicos como los residuos bacteriológicos. El agua producida por el equipo no alcanza el grado de pureza máximo lo que la haría totalmente incompatible y dañina para nuestros animales pero si carece de cualquier oligoelemento o elementos de traza.

Por esta causa el agua lograda deberá ser acondicionada en lo relacionado a su dureza y nivel de alcalinidad o acidez en función de las especies a mantener.

Otro aspecto que debemos considerar para determinar la utilidad de los equipos de osmosis inversa es su empleo en acuarios marinos o acuarios de agua dulce de condiciones especiales, es decir; que requieran de sales o acondicionadores para lograr la calidad acuática óptima para los animales que mantengamos.

Sistema de osmosis inversa

En estas instalaciones requeriremos de aguas puras tanto para la elaboración de agua acondicionada como para la reposición de la evaporada. De lo contrario podrían cambiar los parámetros idóneos.

Una vez visto las causas que recomiendan el empleo de los equipos de osmosis vamos a centrarnos en los distintos elementos que deberemos tener en cuenta a la hora de elegir el equipo en concreto para nuestro acuario:

  • Caudal o rendimiento: El total de litros que produce el equipo al día. Sobre este aspecto influyen elementos tales como la dureza temporal o Kh, la presión del agua a aplicar sobre el equipo y la temperatura. En condiciones diferentes a las indicadas para el equipo su efectividad disminuye.
  • La membrana de filtrado: En este elemento no conviene escatimar. Las membranas sintéticas son algo más caras que las naturales pero tienen la ventaja de ser más resistentes y duraderas.
  • Los Prefiltros: Los prefiltros son muy necesarios puesto que alargan la vida de la membrana al ahorrarle trabajo. Al igual que los filtros de acuario estos también requieren de cierto mantenimiento. Deberemos de tener en cuenta que las membranas sintéticas son sensibles al cloro. Es por ello por lo que deberemos dotar de un prefiltro de carbón activo para eliminar esta sustancia.

En conclusión: para una buena elección de nuestro equipo de osmosis debemos decantarnos por aquel que nos garantice un caudal mayor que el necesario. De este modo como inexorablemente su rendimiento mermará debido a los elementos citados anteriormente garantizamos el caudal que necesitamos.

En este artículo hemos realizado una primera aproximación a los equipos de osmosis inversa aptos para su uso en acuariofilia. Está aproximación ha sido leve y tenía como objetivo conocer para que sirve el aparato y cuales son sus partes esenciales para poder elegir uno. En próximos artículos veremos más en profundidad su funcionamiento, su mantenimiento y lo compararemos con el uso de aguas destiladas.