Montiporas, corales SPS para neófitos?

 

Montipora sp. Laminar o platoLos corales duros sps de la especie Montipora son muy populares entre acuaristas y aficionados ya que pueden manifestarse en una gran variedad de formas y colores. Además su morfología a través del esquejado es fácilmente moldeable.
Filo: Cnidaria.
Clase: Anthozoa.
Orden: Scleractinia.
Familia: Acroporidae.
Especie: Montipora sp.
Especies registradas en CITES, apéndice II

Los corales duros sps de la especie Montipora son muy populares entre acuaristas y aficionados ya que pueden manifestarse en una gran variedad de formas y colores. Además su morfología a través del esquejado es fácilmente moldeable.

Presentan gran multitud de morfologías diferentes tanto en forma de plato, incrustantes y ramificadas. Su coloración varía en mucho de unos ejemplares a otros pudiendo presentar tonalidades desde el marrón verdoso a rosa fluorescentes, violetas, amarillos y naranjas. Su forma y coloración depende directamente del medio en que se desarrolle pudiendo presentar diferentes tamaños de pólipo; desde imperceptibles hasta alcanzar los 2 mm.

Su esqueleto es macizo por lo que se considera coral duro. Está compuesto de carbonato cálcico. Tras la muerte del coral, su esqueleto contribuye a la generación de nuevos arrecifes en la naturaleza debido a que la acción del CO2 convierte muy lentamente su esqueleto en bicarbonato cálcico, sustancia ésta asimilable directamente por las colonias coralinas.

Su distribución geográfica comprende el Mar Rojo y el Indo-pacífico ubicándose en las zonas más externas del arrecife donde el rango de profundidad llega hasta los 45 m.

Las montiporas están dotadas en sus polípos de algas zooxantelas. Éstas algas simbiontes proporcionan el 95% de sus necesidades alimenticias, así que una iluminación suficiente que favorezca el proceso de fotosíntesis será indispensable para su mantenimiento en acuario. Si se desea podemos completar su alimentación con nauplios de artemia enriquecidos con fitoplancton o zooplancton comercial. Los pólipos de la montipora también presenta unos células urticantes empleadas en la caza de presas microscópicas denominadas nematocistes.

Como norma, las montíporas son razonablemente robustas y agradecidas tanto a la luz como a la corriente. Una luz de moderada a alta satisfará a la mayoría de las colonias aclimatadas a nuestro acuario.

La naturaleza, el color y las distintas combinaciones de la luz es objeto de debate hasta el día de hoy. Luces de alta intensidad desde VHO a fluorescentes han llevado a resultados favorables en cautividad. HQI (bombillas de halogenuro metálico) en el azul del espectro también conllevan excelentes resultados.

Aunque con mayor o menor énfasis en la luz azul, una buena y básica iluminación produce resultados muy visibles en su desarrollo en la mayoría de las especies de montipora.

Respecto a la corriente, las montiporas parecen ser agradecidas a cualquier tipo, ya que adaptan su crecimiento al medio que les rodea. Las montíporas ramificadas aprecian corrientes de moderadas a fuertes mientras que las plato son tolerantes a corrientes más modestas. Son las especies incrustantes las que necesitan corrientes más fuertes.

Montipora confusa
Montipora confusa
Pertenece: Nwaquatics
 
Montipora danae
Montipora danae
Pertenece: Comercio Aquanovel

Montipora digitata
Montipora digitata
Pertenece: Ultimate Reef

Montipora sp. Laminar o plato
Montipora sp. laminar o plato
Pertenece:
Advance Aquarist

 

Las montiporas en general no son muy agresivas respecto de colonias vecinas. Aunque los esqueletos que forma son delicados, se encuentran entre las especies de corales duros denominados sps (corales duros de pólipo corto) con mayor índice de desarrollo en cautividad. Este desarrollo rápido las convierte en competidoras indirectas por el espacio ya que aunque no sean muy agresivas (salvo contacto directo), tapan la luz a otros corales impidiendo su propagación.

Como los corales duros en general, manifiestan una línea blanquecina de crecimiento que indica la dirección favorable en la que se extenderá la colonia.

Debido a sus características y facilidad de mantenimiento muchas especies de montipora son adecuadas para principiantes. Sin embargo hay que tener en cuenta que como coral duro que es necesita unas buenas condiciones físico-químicas del agua. Los niveles de amoniaco y nitritos deben ser cero, los niveles de fosfatos y nitratos deben ser bajos y en el otro extremo se encuentra el calcio cuyos niveles deben superar los 400 ppm para un desarrollo óptimo de las colonias.

Hay que tener en cuenta que el mayor riesgo de pérdida de tejido en estos animales está causado por cambios bruscos o mantenimiento bajo condiciones inadecuadas por largas temporadas.

Ficha realizada en colaboración con Rocío Junco Fernández
Acuarista Senior con especialidad en Aguas Cálidas / Lda. Química