Sinularia Sp., corales blandos arbóreos

 

sinularia asterolobataDenominados como corales blandos arborescentes o arbóreos por presentar una especie de tronco de donde surge un enjambre de brazos de menor tamaño que alojan a los pólipos. Este tronco se fija al sustrato o a la roca a través de unos potentes músculos que impide sea arrancado. Es tal la fuerza de unión que para quitar una Sinularia de su ubicación es preciso romper la roca a la que esta fijada.

La Sinularia, Phyllum Cnidaria, clase Anthozoa, Orden Alcyonacea, Suborden Alcyonina, familia Alcyoniidae, es uno de los corales blandos más resistentes y con mayor poder regenerativo. Sus requerimientos para su mantenimiento, poco exigentes así como su total afinidad para el acuario comunitario de invertebrados y su fácil y accesible reproducción asexual, hacen de la Sinularias uno de los corales blandos elegidos normalmente por todos aquellos que se inician en el mantenimiento de invertebrados marinos.

En las zonas de recolección podemos distinguir entre las diferentes especies de Sinualrias que se desarrollan en los arrecifes de aguas cristalinas y aquellas que viven en remansos, playas y bahías bajo unas condiciones acuáticas muchísimos más pobres en cuanto a la calidad de sus aguas, iluminación y corrientes. Por ello en el acuario estas especies destacan por su pronta adaptabilidad a las nuevas condiciones. En acuarios con condiciones más pobres no detendrán su desarrollo pero en acuarios de excelentes condiciones acuáticas su desarrollo sencillamente será espectacular.

Principales especies de Sinularia:

  • Sinularia flexibilis
    Ramas delgadas sobre un gran tronco central
  • Sinularia dura
    Forma lobulada sin apariencia arbórea
  • Sinularia abrupta
    Las ramas de los pólipos son extremadamente cortas
  • Sinularia brassica (Coliflor)
    Similara a la S. dura pero con ramas algo más extendidas
  • Sinularia mollis
    Similar a los flexibilis, extensiones más largas de ramas
  • Sinularia polydactyla
    Brazos largos en forma de dedos
  • Sinularia asterolobata
    Brazos rechonchos más cortos que la polydactyla en forma de dedos
  • Sinularia spp

Entre las condiciones más benefi-ciosas para potenciar un desarrollo mayor será mantener el Ph entre los 8 y los 8,3, la dureza de carbonatos (Kh) entre los 10 y los 12. El calcio en la franja comprendida entre los 1200 y los 1300.Nitritos 0 y algo de tolerancia con los nitratos, hasta los 50 mg por litro. Fosfatos por debajo de 0,1 y salinidad entre 1.023 y 1.025.

Al igual que otros corales blandos como los corales cuero la tasa de nitratos es un nutriente extra para su desarrollo. Tasas comprendidas entre 10 y 15 mg litro serán aprovechadas como energía para el crecimiento.

Debido a su estructura muscular no agradecen corrientes fuertes. Sometidas a una corriente permanente demasiado fuerte las Sinularias tienden a permanecer con los pólipos retraídos. Sin embargo y como comentábamos también en el artículo sobre los corales cuero, las Sinularias mudan la piel y necesitan de corrientes moderadas para desprenderse de esta forma de las toxinas y plagas acumuladas.

Si transcurridos unos días desde la adquisición los pólipos no se abrieran por completo se debe mover a otra zona del acuario para probar fuerzas de la corriente distintas.

Básicamente y resumiendo las condiciones de mantenimiento haremos hincapié en prestar atención mayoritariamente a la salinidad, siendo mejor reponer el agua evaporada diariamente que esperar a reponer un litro cada dos o tres días, con lo que la variación de salinidad será mejor y aditar diariamente yodo como protección contra los rayos UV a los que son muy sensibles.

Sinularia flexibilis
Sinularia flexibilis
Pertenece: Celebes Divers
 
Sinularia polydactyla
Sinularia polydactyla
Pertenece: Ocean View enterprise

sinularia asterolobata
Sinularia asterolobata
Pertenece: Sans Titre

En lo referente a la iluminación debemos decir que los corales blandos arbóreos en general y las Sinularias en particular presentan zooxantelas, por ello la fuente lumínica ofrecida debe ser la suficiente para la producción de los azucares resultantes de la fotosíntesis de las algas simbiontes. La adaptación a la iluminación debe ser lenta y se debe ir acercando paulatinamente hasta su localización final en acuarios dotados de potente iluminación en base a lámparas HQI. En acuarios de profundidad menor a los 50 cm la fuente de luz puede estar formada por lámpara T5 de alta temperatura de color o más recomendable por lámparas compactas PL.

Los azucares de las zooxantelas son una fuente de nutrientes muy efectiva para el desarrollo del coral. No obstante se debe complementar la fuente de alimento a través de añadidos periódicos de rotíferos y fito-placton, preferiblemente vivos o congelados. De no disponer de esto tipo de alimentación podemos recurrir a los preparados comerciales. Nauplios de artemia congelada también son recomendables, mucho más que los nauplios vivos que pueden irritar al coral.

Como ocurre con otras muchas especies de corales, en este caso blandos que es los que nos ocupan y pólipos las principales amenazas para su mantenimiento proceden de especies de peces que se alimenten de los pólipos como Chaetodones, ballestas, globos, cofres y pomacantidos grandes. Pequeños invertebrados como determinadas estrellas como la Protoreaster, determinados erizos como Tripneustes gratilla, moluscos y principalmente nudibranquios son otra amenaza que nos exigirá un revisión periódica de nuestro animal para controlar la posible existencia de plagas. Otros comensales peligrosos y de difícil detección son los gusanos de fuego que horadan el coral.

Para evitar plagas que pudieran traer los nuevos corales adquiridos es beneficioso darles un baño corto de una solución desinfectante con yodo.

Una de las principales amenazas que acechan a los corales blandos en general son las necrosis producidas por la aparición de infecciones bacterianas. En estos casos debemos actuar rápidamente para evitar que la totalidad del coral se vea afectado. Se debe limpiar la zona ennegrecida con un cepillo de dientes o proceder a cortarla con un bisturí. Un baño con desinfectante de yodo a continuación y la recolocación de la pieza, frente a una corriente algo más elevada,con la precaución de no tapar la zona seccionada para acelerar su cicatrización.

Otra de las afecciones graves que suelen padecer las sinularias son las quemaduras sufridas por las lámparas HQI, casi siempre en ejemplares de reciente adquisición. Es importante detectarlas a tiempo porque si se prolonga excesivamente la exposición a los rayos UV podemos causar la muerte del animal. Por ello tras adquirir una sinularia se debe colocar sobre el sustrato en un lugar no expuesto a luz directa. Paulatinamente y a lo largo de una semana iremos acercando el coral a su ubicación definitiva.

Reproducción

En cautividad puede producirse de dos formas: a través del nacimiento de nuevos brazos de pequeño tamaño o través del corte o de la rotura de unos de los brazos.

Si se produce por rotura el brazo caído se fijaría al sustrato y si las condiciones son las adecuadas continuaría su desarrollo.

La reproducción por corte es sencilla de realizar a través del empleo de un bisturí o de unas tijeras. En ambos casos el coral desprenderá fluido interno durante unos minutos sin la mayor importancia. Si no parase la producción de flujo en unos minutos podemos aplicarle un pequeño torniquete a través de la aplicación de una goma.

La fijación del nuevo brazo siempre ha de ser por la zona no cortada dejando destapada la zona de corte para que cicatrice.

El propio mucus del coral impide cualquier fijación con pegamento así que lo adecuado es fijarlo a un trozo de roca con una goma o con un palillo atravesando su tronco y fijando este con gomas a la roca elegida.

Secuencia de esquejado:
Trevor´s Sinularia Propagation

La reproducción por corte es sencilla de realizar a través del empleo de un bisturí o de unas tijeras
 
La fijación del nuevo brazo siempre ha de ser por la zona no cortada dejando destapada la zona de corte para que cicatrice.

lo adecuado es fijarlo a un trozo de roca con una goma o con un palillo atravesando su tronco y fijando este con gomas a la roca elegida.