Combatiendo las algas en el acuario plantado

 

algas rojas (Rodófitas)Uno de los principales problemas al que podemos enfrentarnos en el acuario plantado es la aparición desmesurada de diferentes especies y clases de algas. Su aparición además de suponer un claro perjuicio estético implica un riesgo para el correcto desarrollo de las plantas, pudiendo llegar incluso a asfixiarlas al cubrir por completo las hojas que es donde se desarrolla la fotosíntesis.

Las algas son consideradas vegetales fotosintéticos, aunque dentro del grupo se incluyan a menudo grupos no vegetales como las cianobacterias compuestas por bacterias fotosintéticas dotadas de clorofila. Las algas se caracterizan por no presentar raíces y carecen de hojas y tallo. Algunas de ellas son unicelulares (microalgas) invisibles a simple vista y otras están formadas por complejos compuestos moleculares pudiendo llegar a tener un tamaño considerable. Poseen pigmentos fotosintéticos como los carotenos que varían su coloración. Particularidad ésta por la que comúnmente son clasificadas:

Clasificación de las algas por su coloración
 
Algas verdes Clorofitas
Algas amarillo-verdosas Crisófitas
Algas azul-verdosas Cianofitas
Algas rojas Rodófitas
Algas marrones o pardas Feofitas

Las algas en muchos casos llegan a ser un importante complemento en la dieta de muchas especies. En otros sin embargo pueden llegar a constituir una plaga muy difícil de erradicar.

Las causas de aparición y proliferación de las algas en el acuario plantado son variadas mostrando a las claras unas malas condiciones en el mantenimiento de los parámetros físico-químicos del acuario.

Al requerir de los mismos elementos para la nutrición que las plantas, las algas son competidoras directas de éstas. Factores como la iluminación, calidad de filtrado, nitratos, fosfatos y silicatos disueltos en el agua y la cantidad de anhídrido carbónico son entre otros los elementos que influyen en la aparición moderada o en forma de plaga persistente de las algas en el acuario. Esta competencia además de incidir como ya hemos comentado en el óptimo desarrollo de nuestras plantas puede provocar importantes variaciones diurnas de Ph y de los niveles de oxígeno disueltas en el agua.

Algas azules verdosas (Cianofitas)

Dentro de este grupo se encuentran las bacterias que por su actividad fotosintética son denominadas comúnmente como algas sin serlo verdaderamente, como por ejemplo las cianobacterias.

En ocasiones su presencia supone emanación de toxinas que pueden llegar a ser perjudiciales para otros seres vivos.

Algas azules verdosas (Cianofitas)  Pertenece: Mike´s Whatever

Las causas de su aparición son variadas y pueden encontrarse tanto en aguas ricas en oxígeno en acuarios con escasa presencia de plantas naturales como en zonas pobres en este gas y con escasa circulación de agua, tanto en zonas iluminadas como en aquellas dotadas de una pobre instalación lumínica.

Suelen presentarse en forma de plaga cubriendo la superficie del sustrato y los cristales en acuarios con escasa presencia de nitratos y escasa circulación del agua ya que pueden prosperar con poca cantidad de oxígeno.

Se pueden combatir eficazmente sifonando y limpiando las zonas afectadas y aumentando la corriente de agua y la presencia de nitratos. En este caso no es efectiva la utilización, corriente en la lucha contra las algas, de especies de peces o invertebrados ya que no hay especies que se alimenten de ellas. Tampoco es aconsejable productos químicos para erradicar estas bacterias ya que podrían alterar las presentes en el filtro y en el sustrato del tanque.

Algas verdes (Clorofitas)  Pertenece: Otocinclus

Algas verdes (Clorofitas)

Dentro del grupo conocido como las algas verdes podemos citar a las algas unicelulares responsables de la denominada agua verdosa y a las algas filamentosas.

Las algas unicelulares pueden presentarse libremente en el agua con lo que provocan el enturbiamiento del agua o fijas sobre objetos decorativos y hojas de las plantas en forma de puntos.

Su invasión se debe principalmente a un exceso de nutrientes no aprovechados por las plantas y a un fotoperiodo excesivamente largo o como resultado directo de la luz solar.

El modo de neutralizarlas es combatiendo los recursos que potencian su desarrollo. La eliminación de la mayoría de las algas y nutrientes no aprovechados en forma de cambios de agua repetidos. Un método perfectamente compatible con los cambios de agua es la instalación de alguna planta flotante de rápido crecimiento como Pistia Estratoites y Lemma Minor o lenteja de alga. Estas especies se desarrollan a una increíble velocidad aunque en ocasiones como la Lemma resulte difícil su total eliminación con posterioridad.

Otras técnicas de buenos resultados compatibles con las anteriores es el empleo de resinas que retengan fosfatos y nutrientes del agua y la introducción, si son compatibles, de especies devoradores de algas tanto de peces (Crossocheilus Siamensis o especies de Otocinclus) como invertebrados (Caridina o Neocaridina por ejemplo).

as algas filamentosas se presentan principalmente en forma de barbas en amplias colonias. Existen muchas especies diferentes y causan principalmente invasiones sobre los tallos y bordes de las hojas. Son grandes aprovechadoras de nutrientes y resultan complicadas de erradicar pudiendose presentar principalmente en zonas dotadas de fuerte corriente de agua.

Su erradicación sería similar a las algas verdes unicelulares. Si las filamentosas fueran del suficiente tamaño podemos retirarlas en parte manualmente aunque esta técnica no es una solución definitiva.

Algas rojas (Rodófitas)

Entre las especies más conocidas podemos citar al alga pincel. No siempre es reconocible su pigmento ya que su coloración puede presentarse pardusca, marrón oscuro e incluso negro.

Las invasiones de algas rojas suelen ser tanto del tipo pluricelular como filamentosa.

algas rojas (Rodófitas)  Pertenece: Aquatic scape

Existe controversia respecto a la causa de aparición ya que se presentan tanto en presencia de grandes cantidades de fosfatos como de cantidades nulas. La presencia de otros nutrientes como el hierro no aprovechado por las plantas también facilita su invasión siendo más corriente en aguas alcalinas y duras.

El proceso de erradicación es complejo y no siempre efectivo. El primer paso sería eliminar todas las hojas de las plantas afectas y limpiar los objetos decorativos invadidos, con ello combatimos su reproducción.

Una vez eliminada la mayor cantidad de algas posibles pasaríamos a estudiar las condiciones del agua. Incrementar el número de plantas y ayudar a las ya instaladas aumentando la presencia de nitratos. El desarrollo de las plantas supondrá una menor cantidad de fosfatos disponibles para las algas.Podemos elegir especies de rápido crecimiento como el Ceratophyllum.

Crossocheilus Siamensis  Pertenece: Aquatic scape

Algunos autores citan que la ausencia total de fosfatos o escasa presencia de CO2 en el agua mejora el desarrollo de las colonias de algas rojas. En el caso del CO2 se puede ir abonando paulatinamente hasta mantener niveles cercanos a los 30 mg/litro.

Otra medida que debemos tomar es eliminar el abonado directo al agua sustituyén-dolo por abono de sustrato.

De este modo contribuimos a que el agua tenga menos nutrientes aprovechables. También deberemos evitar crear fuertes corrientes de agua ya que son zonas donde les gusta asentarse a las colonias de algas.

Por último podemos añadir si nuestro acuario lo permite alguna especie de pez que se alimente de algas. El más efectivo es el Crossocheilus Siamensis pero también podemos incluir alguna especie de gamba como la Caridina Japónica.

Algas amarillo-verdosas (Crisófitas)

Dentro de este grupo se incluye a las algas diatomeas y es interesante citarlas aunque su incidencia es prácticamente nula en los acuarios plantados puesto que es al comienzo del ciclado del tanque cuando suelen aparecer en forma de colonias. Son algas unicelulares y pueden presentarse tanto flotantes como adheridas a los objetos decorativos.

Una vez el acuario está ciclado y plantado las algas diatomeas tienden a desaparecer

Conclusión: En todo acuario plantado se encuentran presentes las algas en menor o mayor medida. Los problemas aparecen cuando desaparece el equilibrio de los factores físico-químicos: iluminación, anhídrido carbónico, nutrientes disueltos y parámetros acuáticos.

La mejor forma de combatir las algas es prevenir su infestación con el mantenimiento de una buena colonia de plantas sanas, cuantas más mejor.