Corales joya – Goniopora y Alveopora

 

Se encuadran dentro de la denominación de coral joya las especies comprendidas en los géneros Goniopora y Alveopora clasificados junto a los corales Porites dentro del mismo grupo.

La alimentación de las Gonioporas es uno de los pilares básicos para su mantenimiento prolongado. Los corales joya son mayoritariamente cazadores. Por ello es necesario aditar periódicamente al acuario plancton líquido o liofilizado. El fitoplancton y el zooplancton forman la base alimenticia del coral. Ofrecer nauplios de artemia es contraproducente ya que los animales de los que se alimentan son de un tamaño mucho más pequeño. La contracción de los largos pólipos al contacto del nauplio no garantizar la alimentación del animal. El empleo de plancton comercial de calidad permite la reproducción de la masa biológica de la roca viva lo que garantiza su sustento.

La alimentación diaria de corales duros puede tener una contraprestación en forma de aparición de desechos nitrogenados y otros compuestos residuales. La colocación de nuestros ejemplares sobre el sustrato enfrentados a una corriente moderada garantiza su alimentación. Esto se debe a que los pequeños remolinos producidos en las capas superficiales del sustrato contribuyen a la presencia de pequeñas presas. Carencias de alimentación externa cada dos o tres días serán suficiente como complemento.

A pesar de lo explicado anteriormente las Goniporas también requieren de unas condiciones lumínicas adecuadas. El carbono orgánico forma parte importante de sus necesidades para mantenimiento y desarrollo. Este carbono orgánico se puede obtener tanto de la asimilación del plancton como del proceso fotosintético. Goniporas mantenidas en cautividad con una baja dosificación de plancton se desarrollan a través de la asimilación de minerales resultantes de los procesos fotosintéticos producidos en sus pólipos.

La situación en el acuario debe ser en principio a media altura expuestasa la iluminación de T5 o HQI. Si nuestro ejemplar diese muestra de poca apertura de tentáculo podemos probar a moverlo a diferentes alturas. La apertura de los tentáculos una vez localizada la ubicación adecuada suele ser inmediata.


A la hora de adquirir Gonioporas conviene informarse de la historia del animal.
De su aclimatación en nuestro comercio de confianza. Las malas condiciones de transporte de las Gonioporas provocan daños en los tejidos del coral lo que produce la aparición de determinados tipos de bacterias que atacan sin solución a la colonia de pólipos acabando con el animal.

A pesar de que debemos reconocer que tanto las Gonioporas como las Alveoporas son corales delicados es importante mencionar que durante la manipulación si ésta se realiza eficazmente sus posibilidades de adaptación y de una larga vida serán mayores. Los corales joya posen unos largos tentáculos que en los momentos de falta de luz o de exposiciones al aire debidas a la marea se retraen dentro de unas celdillas localizadas en la parte dura de la estructura. La extracción de individuos del agua sin que los tentáculos se hallan retraído al máximo puede dar lugar a la entrada de burbujas de agua a estas celdas lo que puede provocar la aparición de infecciones bacterianas.

Existe otra causa de bajo desarrollo o de incluso muerte de los animales en cautiverio. El mantenimiento de estas especies junto a especies de payasos o camarones comensales en instalaciones sin anémonas hospedantes puede desgastar al espécimen. Los peces o camarones tomarán los largos tentáculos de los corales joya como domicilio ante la falta de anémona. Los roces permanentes provocarán en el coral un desgaste importante de recursos ya que se contrae y expande en función de los contactos.

Principales especies de Gonioporas por su presencia en comercios.

Goniopora minor

Es una de las especies de Goniopora de más sencilla adaptación a la cautividad. Es reconocible de forma sencilla ya que sus tentáculos son de los más pequeños de entre las distintas especies, suelen rondar entre los 4 y los 5 cm de longitud.

Goniopora minor y stokesi en nuestro comercio
Goniopora minor y stokesi
Pertenece: Aquanovel
 
Detalle de la parte dura de las gonioporas
Detalle de la parte dura de la Goniopora
Pertenece: Faune D´Indonesie

Goniopora stokesi
Goniopora stokesi
Pertenece: Akwafoto

Goniopora lobata
Goniopora lobata
Pertenece: Desconocido

Forman colonias que van expandiendo colonizando nuevos territorios en la roca viva de alrededor. Su coloración es cobriza o rojo mate y puede resistir mucho tiempo en acuarios con escaso aporte de alimento.

Goniopora lobata

Se trata de una de las especie de Goniopora con los tentáculos más largos… en estado salvaje pueden llegar a los 40 cm de longitud. La piedra que cobija a comparación del tamaño del pólipo suele ser pequeña, no más haya de los 7 u 8 cm de formas irregulares. Es una de las especies más delicadas de mantener. Debido a los tentáculos de gran tamaño debemos establecer su ubicación con anterioridad para que no se produzcan problemas con otros corales de mayor toxicidad.

Goniopora stokesi

El tentáculo es más corto que la especie anterior. Puede ser distinguida de la G. lobata gracias a la forma redondeada de la piedra que alberga a la colonia. Es una de las especies más delicadas de mantener. Es necesario colocarla en una situación en la que reciba corrientes moderadas que permitirán mantener al animal lejos de riesgos por infecciones bacterianas.

En nuestra opinión y modesta experiencia.

Las Gonioporas conviven bien en contacto con otros ejemplares no provocándose daños por guerra química entre ellos. Corrientes no directas e iluminación intensa permite el desarrollo al máximo del tentáculo en cuyos pólipos se realiza la fotosíntesis. La alimentación cada dos o tres días parece suficiente siempre deteniendo durante unas horas el skimmer para no eliminar lo aportado. Los parámetros acuáticos son importantes desde el punto de vista del control de algas. Una nula presencia de nitratos y una baja presencia de fosfatos por debajo de 0,1 mg/litro permite un mantenimiento óptimo. Los mantenimientos elevados de calcio y un ph estable por encima de 8,2 también benefician la apertura total del tentáculo.