Gusanos poliquetos plumeros de mar y otras especies

 

Sabellaria pavoninaLos gusanos Poliquetos se clasifican dentro del grupo de gusanos segmentados denominados anélidos compartiendo clasificación con otros grupos más familiares como la lombriz de tierra o las sanguijuelas. Los Poliquetos son todos gusanos marinos segmentados, aunque no siempre esta segmentación es visible a simple vista, que pueden encontrarse enterrados en el sustrato o escondidos entre los recovecos de la roca viva. No suelen alcanzar tamaños muy exagerados rondando la mayoría la talla de los 10 cm. Sin embargo podemos encontrar alguna especie con longitudes cercanas a los 3 metros.

Normalmente y a excepción de algunos plumeros de mar de las familias Sabellidae y Serpulidae que se pueden adquirir incrustados los poliquetos son introducidos en el acuario a través de la roca viva o como huéspedes de corales tanto blandos como duros.

Todas ellos presentan un cuerpo alargado siendo distinguible en la parte delantera los ojos y los órganos sensoriales. El ano se encuentra presente en todos ellos al final del cuerpo. En cada segmento presenta unas protuberancias con diferente forma y función dependiendo de cada especie. Estas protuberancias suelen ser en forma de varilla o de terciopelos o encontrarse modificadas en forma de tubo y dotadas de veneno como el caso del Hermodice carunculata o gusano de fuego tan temido por todos los aficionados.

Los gusanos poliquetos se pueden clasificar en función de su forma de vida. Por ello podemos distinguir entre los gusanos vagabundos que prosperan libremente, no sólo al refugio de la roca viva sino también nadando en espacios libres, en casi todos los ecosistemas y aquellos otros inmóviles cuya vida se desarrolla dentro de un tubo de sedimentos que ha sido construido por el propio animal.
 

La mayoría de los poliquetos que pululan sobre y bajo el sustrato se trata de especies carnívoras o carroñeras con ojos y órganos sensoriales extremadamente sensibles. Su boca es proyectable y las protuberancias de sus segmentos están desarrolladas para posibilitar el desplazamiento del animal. En aquellas especies nadadoras estos segmentos están modificadas para facilitar la natación y su coloración es mayoritariamente transparente.

Los poliquetos excavadores se desplazan bajo el sustrato dejando construidos tras su paso pequeños túneles que no se derrumban debido a la mucosidad con la que impregnan sus paredes. Estos presentan los órganos sensoriales reducidos y en muchos casos su visión es limitada. Su alimentación es mayoritariamente omnívora basada en restos y desechos presentes en el sustrato.

Dentro de este grupo encontramos a los gusanos que son capaces de horadar las rocas, conchas de invertebrados y a los corales, vivos o muertos. Estas especies como el Spirobranchius sp. Son claramente distinguibles cuando son adultos entre los brazos de coral al presentar sus plumeros extendidos.

Los hay también capaces de excavar, valiéndose de sustancias químicas, las conchas de caracoles y otros invertebrados, como las Tridacnas o las Ostras, donde se hospedan a vivir. Los invertebrados con gusanos incrustados regeneran la concha dañada sepultando al intruso con nuevos materiales segregados.

Sabellaria sp.
Pertenece: Manjana
 
Sabellaria pavonina
Pertenece: Desconocido

Serpula vermicularis
Pertenece: Intertidal marine

Además de los gusanos de fuego, nada recomendables en nuestro acuario comunitario, los poliquetos más conocidos por todos los aficionados son los denominados tubícolas y dentro de éstos los gusanos plumero o abanico de las familias Sabellaria y Serpulidae. Estos gusanos construyen con restos de sedimentos o mucosas corporales pequeños túneles en los que viven de forma permanente y de los que se sirven para tener acceso aguas con mayor cantidad de oxígeno y para recoger su alimento a través de sus plumeros que extienden de forma permanente filtrando el agua. Sólo algunas de estas especies tubícolas son carnívoras y se aventuran a salir fuera de su refugio a atrapar alguna pequeña presa.

Los poliquetos tubícolas presentan sus órganos sensoriales reducidos y en cambio desarrollan extraordinariamente los apéndices encargados de la consecución del alimento. Las protuberancias presentes en los apéndices están modificados en forma de gancho para mantenerse fijados al tubo. Algunos de ellos como el mencionado Sabellaria sp. pueden incluso cerrar la boca de entrada al tubo que los cobija.

Los de la familia Serpulidae a diferencia de los Sabellaria construyen sus tubos segregando carbonato de calcio formando colonias sobre las rocas y otros sutratos duros. La parte de la cabeza presenta los órganos táctiles proyectados con cerdas o faldones. Estos órganos reciben el nombre de radiolos y uno de ellos se encuentra modificado en forma de opérculo para cerrar el tubo cuando se retrae el animal.

Terminaremos este breve repaso a los gusanos poliquetos hablando de aquellas especies de pequeño tamaño que viven de forma parasitaria o son huéspedes u hospedantes de otras especies, cangrejos, corales, estrellas de mar, peces (pequeños ectoparásitos) incluso de otras especies de gusanos poliquetos. Estos animales presentan una coloración similar al animal con el que viven lo que les permite pasar desapercibidos. Los gusanos presentes sobre los corales, como Eunice y Dodecaria, pueden casar daños en los tejidos de estos al horadarlos.

Las especies mantenidas con fin ornamental como los plumeros de mar tienen similares requisitos de mantenimiento en cuanto a condiciones acuáticas y nutricionales que los propios invertebrados sésiles con quienes comparten acuario. Cuando las condiciones no son las adecuadas pueden mantenerse por completo cerrado no extendiendo los radiolos hasta que se recuperan las condiciones. El mismo compuesto nutricional que empleamos para invertebrados sirve de sustento para estos gusanos.