Hexamita (Hexamitiasis).

 

Cíclido Oscar afectado por HexamitiasisConocida vulgarmente como la enfermedad de los agujeros en la cabeza. Provoca en fases avanzadas la aparición en la parte superior de los ojos de unos agujeros por los que se puede observar como se desprenden unos filamentos blanquecinos gelata- inosos derivados de la necrosis de los músculos de la cabeza del animal. La enfer-medad ataca a especies determinadas de peces, siendo las más afectadas los Cíclidos, Serrasálmidos y Gouramis.

Antiguamente se consideraba al P. Scalare como portador sano del protozoo cau-sante de la enfermedad. Posteriormente se ha determinado que tiene más relación con los desajustes en las condiciones ambientales y alimentarías en las que se mantiene a los animales.

Sintomatología

Únicamente en su fase avanzada los orificios en la cabeza son visibles. Anterior-mente se pueden observar una multitud de síntomas que pueden hacernos dudar del origen de la enfermedad.

La Hexamitiasis está causada por un protozoo flagelado llamado Hexamita. Los peces normalmente portan en sus intestinos protozoos parásitos en pequeñas cantidades ingeridos con el alimento. Situaciones de estrés como una población inadecuada, unas calidades erróneas del agua, cambios bruscos de temperatura, dieta desequilibrada y un largo etcétera de factores, puede desencadenar la multiplicación de los inquilinos.

Los primeros síntomas que podemos determinar es un oscurecimiento general y un enflaquecimiento de la zona ventral del animal. Los peces afectados perderán el apetito y producirán unas heces pálidas gelatinosas. Se mostrarán retraídos y apáticos, pudiendo presentar desgarros en la base de las aletas y en la línea lateral.

Cíclido Oscar afectado por Hexamitiasis
En fases avanzadas de la enfermedad el pez mostrara un agudo enflaqueci-miento y una serie de orificios en la cabeza a través de los cuales colgará una sustancia gelatinosa procedente de la destrucción de los músculos. La Hexamitiasis es una enfermedad gra-ve que puede ocasionar la muerte sino se toman medidas a tiempo.

Afección

Los protozoos invasores causan infecciones en los órganos intestinales. Los in-testinos se inflaman y están cubiertos de mucosidad y sangre. También ataca a la vesícula inflamándola y endureciéndola.

Generalmente estos protozoos llegan al intestino al ser ingeridos con alimentos vi-vos portadores de dichos parásitos. Los parásitos siempre presentes son controla-dos por el sistema inmunológico del pez.

Una vez las condiciones exteriores deterioran este sistema de protección es cuando el protozoo tiene el campo abierto para su propagación.

Infecciones no curadas convenientemente pueden generar estados latentes donde los parásitos permanecen controlados hasta que se provoca otra situación extrema que causa el desajuste.

Tratamiento

Aunque todavía no hay un tratamiento cien por cien eficaz. Si podemos utilizar di-ferentes compuestos más o menos efectivos. Podemos acudir a los medicamentos genéricos como el Dimetridazol y el Metronidazol, mucho más económicos y dispo-nibles en cualquier farmacia.

Dichas sustancias se han de disolver en el agua a tratar y aunque no son tan efectivas como el medicamento mezclado con la comida, si suelen tener cierto grado de éxito en repetidos tratamientos.

 
Dosís
Forma de empleo
Dimetridazol
5 mg/l
3 veces, una vez por semana, en acuario enfermería. Cambio del 20% del agua antés de nueva dosis.
40 mg/l
Baño durante 48 horas. Acuario enfermería. Peces muy afectados
Metronidazol
7 mg/l
Baño en Acuario enfermería. 3 veces, con una separación de 48 horas. Tras tres baños cambio de agua del 25%. Repetir tratamiento hasta total curación.