Paisajismo Acuático Zen

 

Si se quiere estudiar el diseño y el estilo de los acuarios plantados japoneses se deben explicar antes la religión, la sociedad y la cultura japonesas brevementeNavegando tuvimos la gran suerte de encontrar la web Agua Verde dedicada al paisajismo acuático y nos topamos con este artículo que creemos puede ser una buena introducción al paisajismo acuático que abanderan acuaristas afamados como Takashi Amano por el que tanto nos preguntaís.

Japón ha sido conocido por el Ikebana (arreglos florales japoneses) y el bonsái durante siglos, pero ahora los acuarios plantados han saltado a la palestra. Puede que uno piense, “¿que tendrán que ver los Bonsáis con los acuarios plantados?”. Para los japoneses, el arte de los acuarios plantados debe ser estructurado, organizado y disciplinado. Para el occidental, el acuario plantado suele tener sentido a la hora de mantener el equilibrio biológico y no por sus virtudes estéticas. En este artículo intentaré explicar esta disciplina de la acuariofilia en Japón y añadiré algo sobre la gran cantidad de accesorios usados en este “hobby”.

No fue hasta principios de los años 80 cuando los acuarios plantados comenzaron a hacerse populares en este país. Los japoneses rápidamente adquirieron un gran talento para disponer las plantas en un acuario. ¿Y por que no?, al fin y al cabo estas mismas personas esculpen árboles en miniatura y arreglan flores con un estilo natural pero organizado. No es sorprendente que algunos de los mejores acuarios plantados del mundo sean “Made in Japan”. Incluso algunos acuaristas japoneses han conseguido darse a conocer en Occidente, Takashi Amano y Doshin Kobayashi por nombrar algunos. Estos dos hombres, por si solos han mejorado la calidad del acuario plantado en su país. ¿Pero como han tenido tal influencia estos dos individuos en este hobby?. La respuesta es diseño y estilo.

Si se quiere estudiar el diseño y el estilo de los acuarios plantados japoneses se deben explicar antes la religión, la sociedad y la cultura japonesas brevemente. Pensarás que esto no juega ningún papel en el acuario plantado, pero en Japón esas tres facetas son la base de casi todas las cosas. Tanto si se trata de un asunto de negocios como del emplazamiento de un grupo de Hygrophila, estas tres cuestiones de alguna manera son importantes. Me explico.

La religión japonesa es básicamente una mezcla de budismo y shintoismo con un toque de cristianismo; así mismo, la sociedad japonesa esta dividida en personas mayores (kohai) y jóvenes (sempai). Esto se puede observar en el uso de ciertas plantas que dominan la composición tales como los prados de Glossostigma, y plantas no dominantes para acentuar el paisaje como por ejemplo Rotala situada lejos del centro. Muchos aspectos de la religión, particularmente del budismo Zen han sido incorporados a la distribución y colocación de las plantas acuáticas.

Es difícil describir con palabras el Zen en el paisajismo acuático. Parte del propósito es convertir el acuario, no en la mera reproducción de algún hábitat
Pertenece: Agua Verde
la forma de ser de la sociedad japonesa ha influenciado a sus paisajistas acuáticos
Pertenece: Agua Verde

Por ejemplo, las grandes piedras usadas en acuarios plantados deberían encontrarse en números impares, eg. 1, 3, 5… El número cuatro da mala suerte en Japón. Esto se debe a que la palabra japonesa para el número cuatro (shi) significa también “muerte”. El enfoque Zen es en su mayor parte abstracto e indescriptible. El estudio del Zen deriva mucho del estudio de la propia naturaleza, así que no es de extrañar que esta filosofía ejerza una influencia en el paisajismo acuático.

Takashi Amano dijo lo siguiente acerca del método Zen. “Es difícil describir con palabras el Zen en el paisajismo acuático. Parte del propósito es convertir el acuario, no en la mera reproducción de algún hábitat, sino en realizar una composición que provoque emociones en el observador. Se trata de un arte vivo, y el acuario es el lienzo donde se plasma. Extendiendo la analogía artística un poco mas puede decirse que un acuario biotopo es realista, mientras que un acuario natural es impresionista”. Esta cita resume en su totalidad la escena japonesa del acuario plantado.

El estilo Zen de paisajismo acuático no puede ser enseñado. Debe desarrollarse a través de la observación. ¿Pero como aprende uno a crear acuarios como los de Amano?. Requiere una sutil comprensión de la naturaleza… y años de fracasos. Algunos de los mejores libros para este propósito ni siquiera tienen que ver con los acuarios. Son libros sobre el Bonsái japonés, paisajismo, jardines de roca, jardines de arena y jardines en miniatura japoneses. Para llegar a entender totalmente la idea fundamental tras los paisajes acuáticos en Japón se deben abarcar todos los tipos de paisaje y diseño de este país. En cierta ocasión Takashi Amano fue preguntado acerca de como diseña sus acuarios, a lo que respondió que es más una cuestión de comprender la naturaleza que otra cosa. Esto lo dice un hombre que tiene un regalo que no puede explicar con palabras. Por supuesto esto es cierto, pero incluso la madre naturaleza tiene reglas a seguir.

La cultura japonesa y su sociedad se cimentaron sobre leyes y reglas. Pero no solo las reglas y leyes que gobiernan el país, sino leyes culturales. Las leyes culturales son observadas con obediencia en Japón. Si uno no se somete a estas normas se convierte en un paria de la sociedad. En mi hipótesis antropológica creo que es de ahí de donde proviene en los japoneses la disciplina necesaria para mantener un frondoso acuario plantado. Y debido a que casi todas las cosas en Japón se encuentran a pequeña escala (en comparación a las típicas dimensiones XL occidentales) un microcosmos de naturaleza es inherentemente fácil de mantener. Creo también que el aficionado novato japonés típico tiende a informarse y aprender sobre el hobby antes de zambullirse de lleno en este mundillo. Para afirmar esto me baso en la existencia de la gran cantidad de revistas relacionadas con la acuariofilia que hay en Japón. En este país es difícil diferenciar las librerías de las bibliotecas. Es muy común encontrarse las librerías llenas de gente, pero raras veces alguien compra un libro o revista, simplemente lo leen en la tienda.

Si se quiere estudiar el diseño y el estilo de los acuarios plantados japoneses se deben explicar antes la religión, la sociedad y la cultura japonesas brevemente 

Otra razón por la que en Japón existen mejores paisajistas acuáticos es que en la mayoría de las tiendas de artículos para acuarios el personal suele tener buenos conocimientos sobre el tema. En América es frecuente encontrar a un adolescente trabajando en una tienda sin, por ejemplo, tener ni idea de cual es el tipo de sustrato más adecuado para las plantas acuáticas, además, la selección de plantas suele ser bastante limitada. En Japón casi todas las tiendas tienen personal que entiende de plantas acuáticas. Si se les hace una pregunta complicada seguramente intentarán buscar una respuesta en las revistas especializadas. Apostaría que el suministro de plantas y accesorios relacionados es uno de los mejores del mundo en algunas tiendas.

Un aspecto interesante del pueblo japonés es que son personas muy entregadas y disciplinadas en casi todo lo que hacen. Esa dedicación se demuestra también en la acuariofilia. Como algunos de vosotros sabréis el mantenimiento de un acuario plantado puede ser agotador y frustrante en ocasiones. Por supuesto que algunos acuaristas principiantes japoneses tiran la toalla la primera vez que su acuario es arrasado por las algas. Pero la mayoría persevera.

La mayor parte de las tiendas acuariófilas del Japón trabajan con una amplia gama de productos. Cualquier cosa de Dupla, Dennerle y Tropica está disponible en la mayoría de las tiendas. Incluso si no se pueden encontrar artículos de esos tres siempre está la línea de productos del señor Takashi Amano, ADA. Los precios suelen ser elevados, pero la calidad se paga. Los productos para acuarios plantados de Aqua Design Amano (ADA) son los más usados en Japón. Los precios de esta compañía compiten perfectamente con otras grandes marcas como Dupla o Dennerle. Además, comprar productos “nacionales” hace sentirse más patrióticos a los japoneses. Los mismo puede decirse respecto a las plantas.

Incluso con todas las plantas importadas a la venta hay un buen número de plantas nativas que sobreviven en el acuario tropical o semi-tropical. Blyxa japónica es una de mis favoritas. Es una especie de junco herbáceo que en vez de reproducirse por estolones se ramifica produciendo brotes laterales desde la planta principal. Esta especie de Blyxa crecerá alrededor de 10 cm en un acuario con poca luz, y más corta si se cuenta con luz intensa. Otra de mis plantas nativas preferidas es la Eleocharis sp. Se trata de una planta de crecimiento rápido que se extiende mediante brotes adventicios. Debido a su talla media o grande (de 8 a 16 cm) es más adecuada para la parte media o posterior del acuario. Esta planta prefiere un sustrato blando y rico en hierro. La Eleocharis puede invadir en poco tiempo el acuario. Se debe podar con asiduidad para controlar su crecimiento. A pesar de la popularidad de las plantas nativas las importadas representan la mayor parte de las ventas.

Tanto Japón como el resto del mundo obtienen la mayoría de sus plantas de Singapur. Sin embargo las plantas de Tropica también gozan de una gran aceptación en este país. La mayor parte de las plantas de Singapur suelen ser musgos, plantas de tallo y plantas en manojo. Las de Tropica suelen ser las Cryptocoryne, Echinodorus y otras especies exóticas. Algunas de las tiendas más grandes de Tokio ofrecen plantas tanto de Tropica como de Dennerle. Estas tiendas suelen atender a acuaristas de clase alta de Tokio que no tienen problemas de presupuesto. Aunque estas tiendas son mas caras su selección de plantas no es siempre la mejor. Todas las tiendas de acuarios en Japón suelen tener una variedad decente de plantas a la venta según he podido observar en las 10 tiendas del área de Kanto que he visitado. Mi favorita es Aqua Opa. El dueño de la tienda, el señor Kamimura, es el hombre mas agradable que he conocido nunca. Si no tiene una planta determinada que necesitas telefonea enseguida a sus proveedores para averiguar si la tienen. No suele tardar más de una semana el recibir los encargos. Los precios en las diferentes tiendas suelen variar de baratos a demencialmente caros. Tokio no es el lugar más adecuado para comprar plantas. Suelen ser más pequeñas y caras que en zonas mas alejadas de la capital. No obstante el suministro suele ser siempre bueno.

Quizás este examinando con demasiada profundidad el hobby desde un punto de vista antropológico, pero la forma de ser de la sociedad japonesa ha influenciado a sus paisajistas acuáticos. Personalmente le recomiendo el estilo japonés de acuario plantado a cualquier aficionado apasionado de las plantas acuáticas. Incluso los que están empezando deberían sentirse estimulados a adoptar la gracia y el estilo del paisajismo acuático japonés.

Este artículo pertenece a la web Agua Verde y está sujeto a Copyleft