Anémonas plaga del género Aiptasia

 

Anémonas plaga del género AiptasiaLas aiptasias son una familia de anémonas de fácil reproducción y expansión en forma de plaga. Son introducidas junto a la roca viva y en muchas ocasiones junto a los invertebrados sésiles que adquirimos de forma ornamental. Presentan una potente toxina capaz de dañar a otros invertebrados de forma sería e incluso representan un potencial peligro para pequeños peces a los que pueden atrapar y devorar.

En el acuario bien iluminado encuentran por lo general los elementos básicos para prosperar con celeridad. Las algas simbiontes denominadas zooxantelas les proporcionan la tasa de carbono necesario para su desarrollo. Además complementan sus necesidades alimenticias atrapando pequeñas presas en la columna de agua entre las que se encuentran algunas de los alimentos ofrecidos a nuestros peces, preferentemente el mysis y la artemia congelados.

El control de su expansión se vuelve muy complicado siendo necesario recurrir a acciones combinadas de control químico, a través de preparados en forma de ácido, o acciones biológicas a través de animales especializados que tengan a estas anémonas como parte de su dieta natural.

Dentro de las acciones químicas la más efectiva es la de inyectar o poner en contacto con el animal diferentes compuestos comerciales a base de ácidos. Estos compuestos son aplicados a través de una jeringuilla, tratando de alcanzar la zona central, donde presenta los órganos vitales la anémona. Este método bien aplicado es totalmente eficaz.

Es relativamente sencillo con aiptasias de cierto tamaño pero se vuelve complicado y tedioso cuando su número es elevado o su tamaño reducido.

La producción de quemaduras parciales en los tentáculos de las anémonas genera la contraindicación de una reproducción más rápida de nuevos individuos.

Un buen ejemplo de estos controladores químicos comerciales sería el conocido Joes Juice

Otro factor que beneficia el control de las plagas de aiptasias dentro del control químico, es el mantenimiento en unos límites propios de instalaciones de arrecife de los fosfatos y los nitratos. Ante una menor presencia de nutrientes orgánicos las tasas de reproducción se ven severamente reducidas.

El control biológico es la otra alternativa pero también presenta cierta problemática.

Las aiptasias de gran tamaño necesitan predadores también de gran tamaño siendo inexpugnables para pequeños animales controladores naturales. Estos animales de gran tamaño representados por peces mariposa del género Chaetodon además de incluir a las anémonas plaga dentro de su dieta incluyen a muchas especies de invertebrados sésiles e incluso otras anémonas como por ejemplo aquellas del género Heteractis.

El género de peces mariposas Chelmon representado por su máximo exponente el C. rostratus son animales recomendados al no tener tanta incompatibilidad con los corales.

La dificultad se presenta en la mala aclimatación a la cautividad que tiene la especie y que suele generar su muerte en la mayoría de los casos aunque se adapte temporalmente a la instalación.

Anémonas plaga del género Aiptasia
Aiptasia pallida
Pertenece: Reef Corner
 
Anémonas plaga del género Aiptasia
Aiptasia diaphana
Pertenece: Cibsub

Anémonas plaga del género Aiptasia
Chelmon rostratus
Pertenece: Aquanovel
  stichodactyla haddoni
Acreicthys tomentosus
Pertenece: Aquanovel

Os dejamos algunos enlaces para que tengáis más información sobre algunas especies de peces mariposa del género Chaetodon:

Otros animales también especializados y con menos contra indicaciones son algunos peces hoja como la especie Acreicthys tomentosus. Su compatibilidad con invertebrados depende mucho de la alimentación disponible en el acuario y el propio carácter del animal. Por lo general se adapta bien al acuario y es un gran controlador de Aiptasias.

Otros animales como pequeños nudibranquios, no recomendables porque mueren al eliminar su alimento para el que están especializados o pequeños camarones del género Lysmata son también empleados para el control biológico de las Aiptasias. La más empleada es la Lysmata wundermani. Debido a su pequeño tamaño es necesario meter un buen número de ejemplares para que su acción sobre la plaga tenga éxito. Por lo general, no son visibles en el acuario, al actuar con nocturnidad. La ventaja es que se adapta bien al acuario y convive perfectamente con el resto de especies.

Existe otro tipo de anémona placa conocidas como Majanos, estas anémonas resultan visualmente muy atractivas por lo que incluso son introducidas a propósito. Sin embargo estas anémonas son muchísimo más tóxicas que las del género aiptasia y presentan menos controladores naturales. Introducidas en un acuario su velocidad de reproducción es extremadamente rápida y su control químico francamente difícil.