Clasificación genérica de los corales blandos

 


Cladiella sp.
Los pólipos y corales clasificados como blandos son el grupo de invertebrados sésiles más popular entre todos los aficionados a la acuariofilia marina. A lo largo de este breve artículo pretendemos acercarnos a su clasificación tipo con objeto de crear una breve guía de introducción tanto para el aficionado neófito como para el más experimentado.

Comenzaremos diciendo que los corales denominados blandos se agrupan en el filo de los Cnidarios dentro de la clase Antozoo y comprende una cifra superior a las 6.000 especies descritas. Los animales agrupados dentro de esta clase se diferencian del resto de ejemplares por carecer dentro de su ciclo vital de la fase medusa.

Otro factor determinante en la aproximación a su identificación es la presencia dentro de la estructura de sus pólipos de células dinoflageladas conocidas como zooxantelas. Estas células en realidad son algas que en simbiosis con el invertebrado le proporcionan hasta el 98% de sus necesidades nutricionales a través de los procesos fotosintéticos.

Dentro de esta clasificación denominada Antozoo podemos diferenciar dos grandes grupos conocidos como Octocorales y Hexacorales. Esta distinción se realiza en base al número de pólipos que presente cada especie. Los Octocorales presentan siempre 8 tentáculos que pueden encontrarse ramificados. Los Hexacorales sin embargo presentan en todas las ocasiones un número de tentáculos múltiplo de 6.
 

A lo largo de la próxima clasificación vamos a nombrar los diferentes órdenes señalando su pertenencia a uno u otro grupo.

Clase Antozoo – Octocorales

Familias Alcyoniidae y Nepthiidae

Dentro de esta familia encontramos especies no demasiado exigentes con las condiciones acuáticas siendo capaces de soportar incluso condiciones adversas dentro de cierto orden. Al igual que la casi totalidad de animales que vamos a tratar sus esqueletos no están formados de carbonato cálcico. Esto nos muestra que tras su muerte no forman parte del arrecife sino que se desintegran por completo. Como sustento de su estructura presentan pequeñas espículas de carbonato cálcico denominadas escleritos. La forma, distribución y grosor de estos escleritos se emplea para determinar sin margen de error la especie a la que pertenece cada individuo recolectado.

A efectos de selección de especies para su mantenimiento en nuestra instalación conviene diferenciar entre aquellas que presentan algas fotosintéticas que garantizan en un 98% su subsistencia con lo que será mucho más sencillo su mantenimiento y las no fotosintéticas.

Corales blandos Fotosintéticos

Además de la ventaja de su sencilla manutención al lograrse casi en su totalidad por los azúcares generados de los procesos fotosintéticos los denominados corales blandos presentan un segundo factor fundamental para elegirlos en primera instancia: Los corales blandos presentan en las capas externas de la piel un mucus del cual se desprenden periódicamente librándose de este modo de algas tapizantes y detritos. Por este motivo se debe tener la precaución de colocarlos en zonas de corrientes moderadas para que ayuden a liberar los jirones de piel desprendidos.

Dificultad de mantenimiento a grandes rasgos:

Son animales sencillos de mantener, dentro de los cuidados necesarios de un coral. Son resistentes a degradaciones moderadas del medio pero no a cambios bruscos en la densidad del agua. Una cantidad moderada de iluminación y corriente les es suficiente para su desarrollo. Se reproducen de forma sencilla de forma asexual a través de su esquejado y no necesitan ser alimentados.

Corales Cuero:
Sarcophyton y Lobophyton

Dentro de esta clasificación se incluye a los géneros Sarcophyton y Lobophyton. Su denominación común se debe a que su color y el aspecto de su piel recuerda al del cuero. Sus formas son variopintas: Desde setas hasta formas lobuladas o arbóreas. Presentan dos tipos de pólipos: Aquellos que portan algas fotosintéticas que suelen ser mayores en tamaño y visibles a simple vista y otros más cortos a penas distinguibles encargados de la circulación interna del agua por el cuerpo del animal.

Puedes leer más sobre el Sarcophyton en el siguiente artículo Aquanovel.

Corales Arbóreos: Sinularia, Cladiella, Alcyonium y Klysxum

Dentro de esta clasificación encontramos especies muy llamativas ya que presentan ramificaciones erguidas que surgen de un tronco central. No todas las especies cumplen estos requisitos por lo que su clasificación es un poco compleja. Su mantenimiento y necesidades son similares a la especies comprendidas dentro de los corales cuero. En pleno proceso de clasificación taxonómica se encuentran las especies clasificadas como Litophyton.

Puedes leer más sobre las sinularias en el siguiente artículo Aquanovel.

Corales blandos no fotosintéticos: Dendronephthya.

Dentro de este grupo encontramos a la Dendronephthya pudiendo se adquiridos ejemplares con camarones pistola simbiontes. Estas especies son muy delicadas de mantener en cautividad por carecer de algas zooxantelas y requerir de frecuente alimentación.

Incluso alimentando con fitoplancton regularmente en acuarios estables y con condiciones acuáticas adecuadas los animales acaban por morir.

Por carecer de algas que realizan la fotosíntesis se ubican en zonas de iluminación moderada pero fuerte corriente que les permita alcanzar su alimento.

Sarcophyton sp pólipo blanco
Sarcophyton sp. pólipos blancos
Pertenece: Comercio Aquanovel
 
Gorgonia Plexaura flexuosa
Lobophyton sp.
Pertenece: Aquariophilo

Sinularia asterolobata
Sinularia asterolobata
Pertenece: Comercio Aquanovel
  Cladiella sp.
Cladiella sp.
Pertenece: Comercio Aquanovel

Alcyonium sp.
Alcyonium sp.
Pertenece: Meerwasser-lexikon

dendronephthya
Dendronephthya sp.
Pertenece: Akwarium Gdynia

Corales pulsantes: Xenia, Anthelia y Cespitularia.

A diferencia de los anteriores estas especies están formadas por colonias de pólipos tapizantes, que no mudan la piel. Sus pólipos son relativamente largos siendo especies muy llamativas que podemos distinguir en forma de tallos largos en caso de las Xenias, tallos más cortos en las Anthelias y tallos ramificados en las Cespitularias. La capacidad de pulsar es aprovechada por el animal para intercambiar agua y gases con el medio. Son corales de mantenimiento algo más difícil que los corales cuero y arbóreos siendo imprescindible unas medidas de nitrato y fosfato mínimas. Se ha demostrado para su mantenimiento óptimo en acuario juegan un papel fundamental los elementos traza entre los que destaca el yodo que estimula su pulso.

Corales con pólipos de estrella: Clavularia y Tubipora

Los corales denominados de estrella están formados por una masa tapizante de pólipos coloniales. Algunos se distinguen difícilmente de los corales pulsantes con tallo corto como la Anthelia.

La capacidad de retraer por completo el pólipo en la masa que forma la colonia permite distinguir a la Clavularia de la Anthelia que no puede retraerse por completo.

Dentro de los corales blandos denominados de pólipo de estrella se encuentra la pachyclavularia que aunque muy similar a la clavularia en realidad se clasifica dentro de la familia Tubiporidae.

Dentro de esta familia se clasifica la Tubipora musica que aún siendo blanco presenta cierto grado de clasificación y es común que se encuentre a la venta como coral duro sin serlo. Actualmente se encuentra en estudio dentro del Convenio Cites para su clasificación como coral duro.

Estos corales de pólipo de estrella no son especialmente difíciles de mantener al ser totalmente fotosintéticos. Si es sin embargo importante mantener los niveles de nitrito y nitrato al mínimo siempre colocando al animal en una zona de corriente media.

Puedes leer más sobre las clavularias en el siguiente artículo Aquanovel.

Corales ramificados: Gorgonias

Las gorgonias deben su nombre común a la sustancia que forma su esqueleto junto a éspiculas de calcita denominada Gorgonin. Estos esqueletos de forma arbórea de múltiples ramas alojan a los pequeños pólipos que forman la colonia.

No existe un patrón único de mantenimiento en acuario ya que dependiendo de su especie las necesidades de alimentación, corriente e iluminación varían.

Dentro de las distintas especies de gorgonias podemos encontrar especies fotosintéticas y especies que no lo son. Las fotosintéticas a pesar de su menor atractivo son las más aconsejables para mantener en acuarios comunitarios de especies de invertebrados de arrecife. Son animales de altos requerimientos siendo imprescindible unas condiciones óptimas del agua y la luz.

Puedes leer más sobre las gorgonias en el siguiente artículo Aquanovel.

Clase Antozoo – hexacorales

Corales de pólipos coloniales o zoantidos: Zoanthus, Parazoanthus y Palythoa.

Dentro del grupo de corales denominados de pólipo colonial o de botón se encuentran especies que carecen de cualquier tipo de esqueleto calcáreo. La rigidez, en aquellas especies de pólipo más largo, se obtiene de la propia sedimentación del entorno. Mayoritariamente son especies que precisan de iluminación moderada como aquellas del género Palythoa. Son sencillas de mantener en cautividad y debería ser una de las primeras opciones a la hora de empezar a poblar nuestra instalación.

La Palytoha puede ser distinguida del género Zoanthus por el mayor tamaño tanto de sus pólipos como del disco oral.

De igual modo la masificación del número de pólipos también resulta diferenciador ; En los Zoanthus la colonia de pólipos se presenta de forma rebosante variando las tonalidades.

Otros grupos todavía en pleno proceso de definición es el denominado Parazoanthus con condiciones de mantenimiento similares.

Xenia sp.
Xenia sp.
Pertenece: Fish Tank
 
Clavularia puntos blancos
Clavularia puntos blancos
Pertenece: Comercio Aquanovel

Tubipora musica
Tubipora musica
Pertenece: Akwarysci
  Gorgonia sp.
Gorgonia sp.
Pertenece: Salegy

Zohantus sp.
Zohantus sp.
Pertenece: Comercio Aquanovel

parazoanthus axinellae
Parazoanthus axinellae
Pertenece: Akwarium Gdynia

palythoa
Palythoa sp.
Pertenece: Comercio Aquanovel

Terminaremos esta breve introducción comentando que dentro de la clase de los Antozoos tratados en este artículo también se encuadran dentro de los hexacorales diferentes órdenes son el orden Corallimorpharia, Actinaria, Ceriantharia, denominadas comúnmente como anémonas, y Scleractinia al que pertenecen los corales duros o pétreos.

Podéis encontrar más información en el resto de artículos publicados en Aquanovel

Basado en un texto de Carlos Tenor
Jefe de Acuaristas del Zoo-Aquarium de Madrid