Introducción a los invertebrados de agua dulce

 

Pomacea BridgesiiComenzamos una nueva sección dedicada a los distintos invertebrados que podemos mantener en nuestros acuarios con fines ornamentales. Por tanto no englobaremos a los considerados como alimento vivo. El acuario para invertebrados de agua dulce plantea la misma problemática que los acuarios marinos de invertebrados: La incompatibilidad de especies.

Aunque se pueda mantener pequeños acuarios destinados en exclusividad al mantenimiento y cría de invertebrados, lo más común es el mantenimiento de taques mixtos en los que convivan con peces. En este caso deberemos elegir especies de peces tolerantes que no vean en sus compañeros de tanque una fácil fuente de proteínas. Cualquier animal lo suficientemente grande en cuya boca entre el invertebrado será devorado ya sean las tendencias del pez omnívoras o carnívoras.

En este primer capitulo vamos a repasar las consideraciones generales de mantenimiento así como las especies más comunes que podemos encontrar en casi todos los comercios del ramo. Con posterioridad iremos desgranando las diferentes familias de invertebrados y los requerimientos propios de cada una de ellas.

Cuando hablamos de invertebrados nos vienen rápidamente a la mente la imagen de los caracoles, los camarones y los crustáceos. Básicamente estas son los grupos que vamos a poder mantener y todos se caracterizan por tener un caparazón calcio lo que ha de ser indicativo de las condiciones acuáticas a mantener.

Los invertebrados se introducen en el acuario comunitario por varias razo-nes. De entre todas ellas destacan sus particularidades alimenticias incluyendo en la dieta algas, hojas muertas en descomposición y restos de cadáveres. Muchas especies también eliminan las heces de los peces con el objetivo de aprovechar hasta el más mínimo residuo nutricional.

Como he comentado la mayoría de invertebrados que podemos mantener en el acuario necesitan de cierta cantidad de sales disueltas que les ayuden en la creación y sostenimiento de sus caparazones. Aguas alcalinas de dureza media son las idóneas para garantizar un correcto mantenimiento. La falta de calcio se hace visible por el desmejorar del caparazón y la apari-ción de roturas y agujeros que por lo general acaban por causar la muerte del animal.

La temperatura. Muchos de los invertebrados de agua dulce son de origen tropical. Sin embargo tempera-turas demasiado altas aceleran el ritmo de su metabolismo y por tanto reduce su longevidad. Temperaturas entre 23 y 27º C serían ideales para casi todas las especies. Con tempera-turas nunca inferiores a los 18º C mantienen sus constantes vitales pero por debajo de esa frontera entrarán en una fase de letargo.

La mayoría de especies son sensibles a la presencia se compuestos nitrogenados incluido concentraciones bajas de nitrito. También son por lo general sensibles a los medicamen-tos y en especial a aquellos que entre sus componentes incluyan el cobre.

En su mayoría se trata de especies tímidas y gregarias de conductas crepusculares. Su máxima actividad se realiza al caer la luz del día.

Procambarus clarki alimentándose de un cíclido fallecido
Procambarus clarki
Pertenece: Akwafoto
 
Pomacea Bridgesii

Pomacea bridgesii
Pertenece: Web personal

Marisa Cornuarietis


Marisa cornuarietis
Pertenece: Petfish 

Durante el resto del tiempo se mantienen ocultos en sus refugios o tras la protección de las hojas de las plantas. Instalar una luz de luna para los periodos de oscuridad nos ayudará a apreciar las particularidades de su deambular por el tanque.

Especies más comunes

Caracoles

Sin duda engloba a las especies más populares aunque también a otras que en gran número pueden llegar a convertirse en una plaga difícil de erradicar. Desde el punto de vista ornamental nos interesan aquellos de mayor tamaño y entre estos los que pueden ayudar a mantener la limpieza del tanque.

Debemos mencionar por tanto al grupo denominado Pomacea dentro de la familia Ampullariidae y entre ellos a su especie más conocida, el caracol manzana o Pomacea bridgesi. El P. bridgesi es una especie Americana que habita en aguas poco profundas de poca corriente. Con un tamaño máximo que ronda los 7 cm es la especie más popular por su faceta limpiadora al eliminar algas, animales muertos y otros desechos presentes en el tanque. No se alimenta de plantas pero si comerá aquellas hojas que estén en mal estado y apunto de desprenderse.

Dentro del género Pomacea encontramos a menudo en los comercios otras especies que se exponen bajo el mismo nombre que el Bridgesi y que no son la misma especie. Estos otras que si atacan las hojas sanas son el P. canaliculata (de mayor tamaño) y el P. paludosa. Aunque no es este el objetivo de la presente introducción podemos distinguirlos fijándonos en la concha del animal: Cuando concha presenta una espiral con un ángulo cercano a los 90º.

Melanoides Tuberculata
Melanoides tuberculata
Pertenece: M.B.I. Aquaristik 

Existen diversas variedades cromáti-cas en las conchas siendo las más importantes la salvaje (marrón con bandas negras) o la amarilla (la más común) con o sin bandas de color marrón.

Una de las particularidades más curiosas que presenta el género Pomacea es su capacidad de respirar tanto dentro como fuera de agua, esto último con restricciones, al presentar dos aparatos respiratorios indepen-dientes: branquias y pulmones.

A diferencia de otros moluscos estas especies no son hermafroditas sino que presentan sexos separados. Distinguirlos es complicado para el neófito pero con la experiencia se vuele una tarea accesible. Su reproducción es sencilla de lograr manteniendo las condiciones acuáticas correctas y dejando suficiente espacio aéreo fuera del agua para la realización de la puesta.

Los P. Bridgesi no plantean ningún problema respecto de su alimentación, aceptarán cualquier recurso alimenticio sea del tipo que sea incluidas las hojuelas. Además de algas filamentosas y algas pincel se alimentan de cuerpos en descomposición, alimentos no consumidos y en periodos de escasez las propias heces de los peces. También acepta Alimento vivo, congelado y liofilizado además de tabletas y verduras.

Otras especies de caracoles:

(Caracol Carnero). Existen dos especies, el Marisa cornuarietis de mayor tamaño, hasta los 5 cm, y el Trodipiscus planorbis y el no respetan las plantas sanas y tienen un ciclo reproductivo vertiginoso por lo que pueden rápidamente convertirse en una plaga.

Melanoides tubercularia o Caracol trompeta. Especie de pequeño tamaño, hasta los 2 cm, que resulta beneficioso para el acuario al vivir durante el día removiendo el sustrato con lo que contribuye a su aireación. Respeta a las plantas pero su gran capacidad reproductora lo pueden transformar en una plaga si no se controla.

Camarones

La especie más asequible y por tanto más popular es el camarón de Amano o la Caridina japónica. Especie gregaria de pequeño tamaño, no más de 6 cm, que debe ser mantenida en grupos en acuarios libres de concentraciones peligrosas de amoniaco. Su interés acuariófilo reside en su dieta alimenticia a base de algas, por ello son muchos los aficionados al acuario plantado que mantienen un nutrido grupo de ellas con este fin.

Son animales muy sensibles a los compuestos con presencia de cobre por lo que no se deberá utilizar alguicidas, medicamentos u otros productos que lo contengan. Su carácter es tímido y necesita estar rodeado de congéneres para mostrase en el acuario sobre todo al atardecer.

Son parcialmente traslucidos y se caracteriza por presentar puntos dispersos repartidos por el cuerpo. Los sexos son distinguibles una vez familiarizados con la especie y se puede observar las puestas en los vientres de la madre. Su reprodu-cción aunque es factible presenta la imposibilidad de sacar adelante la prole al necesitar diferentes concentraciones de sal según su fase de crecimiento. Las C. Japónicas realizan sus puestas en agua dulce para posteriormente emigrar las crías con dirección a las desembocaduras.

Una de las curiosidades visibles en acuario son las mudas que realizan periódica-mente las Caridinas para poder desarrollarse. Como decíamos su interés se basa en sus costumbres alimenticias puesto que se trata de grandes devoradoras de algas. Sin embargo no despreciarán cualquier otros tipo de alimento que puedan alcanzar. Por lo general respetan la vegetación aunque en ocasiones pueden llegar a picotear alguna hoja.

Otras especies de Caridina

Caridina cantonensis – De origen chino y mayor tamaño, hasta los 9cm. De coloración y formas similar a la C. Japónica se diferencia de esta por presentar además de los puntos dispersos gran número de puntos de menor tamaño.

Caridina serrata – Similar aspecto a la japónica pero de menor tamaño, 3 cm.

Otros camarones

Atya moluccensis o camarón cobrizo Especie pacífica que aunque presente pinzas en los machos se alimenta a través de la filtración del agua.

Neocaridina denticulata – De similar aspecto a la Japónica pero de mayor tamaño. No tienen el requerimiento de migrar a aguas salobres con lo que su reproducción es posible en un acuario dedicado a la misma.

Macrobrachium lar – Especie no tan común en los comercios en la que los machos portan pinzas de gran tamaño. Son prácticamente transparentes y morfológicamente se parece a las gambas utilizadas para el consumo humano.

Macrobrachium rosenbergii – Espe-cie de gran tamaño que es criada y mantenida para consumo humano y que en raras ocasiones podemos disponer de ellas en el comercio.

Otros invertebrados no tan comunes

Crustáceos

Cangrejos violinistas (Ocypodidae). Por este nombre se conoce a un numeroso grupo de especies de cangrejo cuya principal característica morfológica es la de portar los machos una pinza mucho más desarrollada que la otra.

caridinia japónica
Caridinia japónica
Pertenece: Poisson-or
 
Neocaridina Denticulata

Neocaridina denticulata
Pertenece: Akvarius

Macrobrachium Rosenbergii


Macrobrachium rosenbergii
Pertenece: UAM Iztapalapa 

Especies sólo válidas para acuarios salobres donde dispongamos de una playa de arena para su descanso. Por lo general son especies gregarias, territoriales y fuerte temperamento. Su alimento principal se basa en pequeños organismos que atrapan filtrando el agua aunque aprovecharán cualquier tipo de desperdicio y cuerpo en descomposición.

Searma bidens (Sesarmidae) Especie de pequeño tamaño que aunque porta en los machos pinzas de gran tamaño no suele depredar sobre compañeros de acuario si se mantiene bien alimentado. Especie omnívora que acepta todo tipo de alimento incluyendo aquel en descomposición y restos de carroña.

Unio pictorum o Almejas de agua dulce – No tan comunes por ser bastante más infrecuentes en los comercios del ramo. Su forma de alimentarse es filtrando el agua entre la que retienen pequeños organismos, incluidas especies de microalgas. Debido a esto son especialmente sensibles con el estado de limpieza del agua. Aunque las veremos normalmente semienterradas son capaces de moverse lentamente pudiendo apreciar este echo por los surcos visibles en el sustrato.

Eligiendo las especies

A la hora de plantearnos el acuario comunitario apto para invertebrados deberemos tener en cuenta que por muy grande que sea es un espacio cerrado y se pueden presentar problemas entre las especies. El más habitual, obviando el mantener especies de peces que prefieran las aguas ácidas por su incompatibilidad con los invertebrados, es el problema de la depredación de unos contra otros.

Para evitar este mal trago que dará al traste con el equilibrio de nuestro acuario deberemos tratar de no mantener especies de peces demasiado grandes o belicosos con los invertebrados. Aunque no sean carnívoros si les entra en la boca se los comerán. A la contra también debemos tener precauciones, sobre todo con los camarones cuyos machos porten pinzas. Estos puedan devorar pequeños peces durante la noche. Esto es fácil de evitar no manteniendo especies que habiten y descansen en el fondo del tanque.

Unio Pictorum
Unio pictorum
Pertenece: Psteinmann 
Cherax Quadricarinatus
Cherax quadricarinatus
Pertenece: Frank Aquarium