Tipos de alimento para peces ornamentales. Capítulo 6.

 

Diferentes piensos y preparados comerciales para peces ornamentalesExiste una regla en acuariofilia que dice que pez que se alimenta tiene mayores posibilidades de sobrevivir. Esta regla es aplicable incluso para peces enfermos y en mal estado. Mientras se alimenten hay esperanza.

Durante los primeros capítulos de este pequeño curso de iniciación a la acuariofilia hemos vistos diferentes cuestiones todas ellas importantes para lograr un cierto nivel de éxito con nuestra instalación. Para completar todas las variables debemos de hablar de la alimentación.

El alimento apropiado para nuestros peces será aquel que más se aproxime a cubrir sus necesidades. Esto obviamente en cautividad se nos puede complicar debido a que cada especie está especializada en determinado tipo de alimentación. En la naturaleza los peces suelen tener 4 o 5 alimentos que componen el 90% de su alimentación. El resto dependerá de la época del año y de las circunstancias. Por ejemplo en proliferaciones esporádicas de insectos en todos los estómagos de los peces de la zona se encontrará este alimento aunque los animales no sean insectívoros.

Diferentes piensos y preparados comerciales para peces ornamentales

En el acuario debemos de dar a los peces una alimentación lo más variada posible. Con ello se los estimula y reforzaran sus defensas inmunológicas. La calidad de la dieta suministrada podremos observarla en el crecimiento de nuestros animales y en su grado de vitalidad. Aunque esto último no es una regla exacta porque existen variables relacionadas como son la superpoblación, tanques pequeños, la temperatura o la mala calidad del agua.

Otro factor determinante en la mala alimentación de nuestros peces es sin duda el estrés. Peces permanentemente asustados o dominados no se alimentarán bien ya que siempre estarán en su refugio. La mala elección de compañeros de acuario también es otro elemento importante a tener en cuenta. Especies muy activas o muy grandes pueden estar en mejores condiciones de competir por el alimento.

Lograr una dieta equilibrada comienza con una buena dosificación de comida. A los peces no se les deberá dar en cada toma una cantidad superior a la que puedan comer inmediatamente. Podemos aplicar la conocida regla acuariófila de la comida justa es aquella que desaparece en un periodo inferior a los dos minutos. De lo contrario restos de comida no serán aprovechados y se pudrirán en el tanque perjudicando el equilibrio biológico.

El tamaño de los trozos de comida será a proporción de la boca de nuestros animales. Restos muy grandes provocarán que los peces los engullan y seguidamente se refugien para comerlo. Con esto se provoca que siempre queden restos en los refugios que acabarán pudriéndose.

Como en todo con la práctica se acabará dominado las cantidades que se deben aportar siempre teniendo en cuenta que se deberá repartir la alimentación a lo largo del día en pequeñas tomas. Esto siempre es más recomendable que dar una sola comida muy copiosa.

Tipos de alimento disponibles para el acuriófilo.

Sin lugar a dudas para nosotros acuariófilos noveles la piedra angular de la alimentación será la comida desecada en hojuelas. Este preparado comercial es de muy buena calidad y tiene una gran flotabilidad lo que permite que los peces se alimenten tranquilamente. No conviene basar la alimentación exclusivamente en este alimento pues aunque sea de muy buena calidad presenta alguna carencia además de poder causar aburrimiento a los animales.

Para complementar las hojuelas comerciales podemos decantarnos por fabricar papillas caseras. Tienen la ventaja de ser económicas, muy variadas y permite congelarse en cubiteras para su distribución a lo largo del tiempo. La única contrariedad que presentan es que administrada en cantidades elevadas produce muchos desperdicios que no ayudarán a tener controlados los nitritos.

Artemia y Nauplios nadando libremente

Otra posibilidad también muy acertada es completar la alimentación con alimento vivo congelado o liofilizado disponible en cualquier comercio del ramo. En caso de contar con un proveedor habitual de alimento vivo sin duda merece ser aprovechado. Nada estimula más al pez que perseguir su presa.

Existe una gran gama de alimentos de este tipo disponibles. Generalmente en cubitos de forma congelada o en botes si es liofilizada. Ambos tipos presentan una gran calidad nutricional. Como hemos dicho existen muchas clases. Su elección dependerá como es lógico de los peces que mantengamos.

Principales tipos de alimento vivo

Larvas de quironómidos o de mosquito – Roja, blanca o negra. Es un alimento con una gran cantidad de proteínas. Es un verdadero manjar para cualquier pez. Deberemos de tener cuidado de no emplearlo con aquellas especies que no toleren bien este alimento tan proteico. En especial especies vegetarianas de cíclidos o aquellas otras con aparatos digestivos poco preparados.

Gusanos Tubifex – Son gusanos acuáticos que habitan normalmente en aguas sucias o estancadas. Los alimentos comerciales basados en estos gusanos deben garantizan su buen estado. Ello se debe a que son portadores de múltiples parásitos. Lo mejor es no arriesgarse y no recolectar este tipo de gusano vivo. Con los tubifex ocurre lo mismo que con las larvas, habrá que tener cuidado con las especies a las que se los ofrecemos. Además los gusanos son muy largos y a los peces pequeños se les engancharán en las branquias.

Dafnias o pulgas de agua – Son pequeños crustáceos muy interesantes como alimento. No son tan proteicas como las larvas y gusanos. Cuando están vivas estimulan mucho a los peces por sus movimientos en la superficie.

Reactor de plancton El Plancton – Lo forman masas de pequeños organismos acuáticos tales como Dafnias, copépodos, rotíferos, protozoos y determinados tipos de algas.

No lo encontraremos congelado ni liofilizado. Normalmente podemos encontrarlo fácilmente en pastillas que los peces picotearán con voracidad.

Este Plancton podemos recolectarlo nosotros con una red de malla de zooplancton. Recomiendo no hacerlo puesto que podemos introducir plagas en el acuario. Por ejemplo Hidras o larvas de insectos.

Gusanos Grindal – Son pequeños gusanos de tierra que podremos encontrar normalmente. Si los adquirimos vivos son muy fáciles de reproducir y recolectar. Se deberá tener la precaución cuando se administren vivos de ofrecerlos en pequeñas cantidades. Los gusanos que no sean consumidos se enterrarán en el sustrato y morirán. Si son muy numeroso podrían afectar al equilibrio del acuario.

Drosophila o mosca del vinagre – También llamada mosca de la fruta. Se utilizan los ejemplares adultos como alimento y en su forma viva es un espectáculo ver como alteran a los peces que no dudarán en saltar del agua para capturarlas. Presentan la ventaja de ser muy sencillas de criar de forma casera y la desventaja de que algunas moscas vivas siempre se escapan del acuario por muy bien que este cerrada la tapa.

Artemia salina – Son pequeños crustáceos planctónicos muy adecuados para todo tipo de pez. Podemos aprovechar las larvas de Artemia (también llamados Nauplios) para el alimento de alevines y los adultos como alimento para peces pequeños. En el comercio podemos encontrar tanto congelada como liofilizada. También podemos comprar los huevos de Artemia para eclosionarlos y ofrecérselo a nuestras larvas. Si podemos comprar Artemia adulta viva no debemos desperdiciar la ocasión de ofrecérsela a nuestros animales.

Existen más alimentos disponibles como Krill, camarones, papillas tropicales mezcla de varios organismos y papillas vegetales. De momento y para nosotros con los anteriormente citados nos vale perfectamente como pequeña introducción. Ahora veremos las precauciones de uso.

No debemos utilizar alimento congelado que no se adquiera en tiendas de acuariofilia debido a que los congelados del comercio de alimentación suelen contener conservantes y otras sustancias. En las papillas caseras podremos optar por utilizar alimento fresco como mejillones, pescado blanco, corazón de buey o huevas de pescado.

Diferentes alimentos vivos preparados para su comercialización

También deberemos tener cuidado con el congelado. Debemos controlar que no se produzcan roturas en la cadena del frío. La forma de ofrecérselo a nuestros animales es descongelándolo previamente en un vaso lleno de agua del acuario. No conviene introducir el bloque congelado directamente en el tanque porque el agua que desprenderá suele tener elevados niveles de nitritos.

Por último comentaremos en relación a los alimentos liofilizados que son alimentos desecados bruscamente al vacío. Existen muchos tipos de alimento vivo liofilizado que mantienen sus propiedades durante mucho tiempo siempre y cuando el envase este intacto. Es algo inferior en cuanto a calidad que el congelado ya que con el paso del tiempo se produce una perdida de vitaminas.